Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Martes 18 de Septiembre | Hora: 15:14
Miercoles 11 de Julio de 2018
Imprimir

Alerta por la tuberculosis: apareció un caso en una primaria

El afectado es un chico de 12 años, que está internado. Les tomaron muestras a sus compañeros de aula.
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). La aparición de un caso de tuberculosis (TBC) en una primaria de La Plata encendió alarmas en el sistema sanitario y educativo. La confirmación de que un menor que cursa sexto grado de la Escuela N° 33 –ubicada en 8 y 38, en el centro de la ciudad– está infectado activó los protocolos de actuación para detectar posibles contagios. Aunque el resultado de las muestras que se tomaron entre todos los alumnos se conocerán en los próximos días, las autoridades decidieron no suspender las clases.

En la Dirección de Escuelas dijeron que les comunicaron el caso el viernes desde el área de Epidemiología. “Ahora se trabaja de manera articulada con un protocolo de intervención preventivo. Con la autorización de los padres se tomó muestra a los compañeros del nene”. Los directivos de Educación aseguraron a Clarín que es el primer caso de un matriculado en establecimientos de la región que resulta afectado.

También intervino la Subsecretaría de Salud de la Municipalidad de La Plata y se procedió a realizar la reacción de Mantoux (P.P.D), un test subcutáneo que permite determinar si una persona estuvo en contacto con la bacteria que provoca la enfermedad. Lo practicaron en el turno tarde a los alumnos que comparten el aula con el chico afectado por la enfermedad, todos del sexto “D”. El paciente con TBC tiene 12 años y se incorporó al aula en los últimos meses.

El menor permanece internado y en tratamiento en el Hospital de Niños “Sor María Ludovica”, de La Plata. Según dijeron fuentes de Salud su evolución es favorable. “De acuerdo con las primeras observaciones y estudios, se recuperará con buen diagnóstico”. En principio la familia pensó que se trataba de una gripe por la alta fiebre y la época del año, pero fue la madre quien reconoció los síntomas antes de llevarlo al médico al ver la tos y la expectoración con sangre. El chico tiene antecedentes: su madre y su abuelo estuvieron afectados por la enfermedad. No obstante, la tuberculosis no tiene componente hereditario, aseguraron los médicos.

“En pocos días se conocerá si otros alumnos o docentes estuvieron expuestos a la tuberculosis, pero no es necesario cerrar la escuela o fumigar”, aclararon desde el ministerio.

En lo que va del 2018 se han notificado 1.320 casos en la provincia. Las autoridades la consideran “una enfermedad social”, que se combina con un agente infeccioso.

“No hay brote. Estamos dentro de los parámetros”, dijeron en Salud. La tuberculosis es una enfermedad con vigencia y ascenso en varios países de América Latina.

Hace una semana, el gremio de los judiciales de Capital Federal denunció que por lo menos seis funcionarios que trabajan en los Tribunales de Comodoro Py se contagiaron de esta enfermedad. Dijeron que se habrían infectado luego de que al edificio de Retiro fueran trasladados a declarar presos enfermos. Y que no se tomaron las previsiones necesarias.

De acuerdo con la Unión de Empleados del Poder Judicial de la Nación, a mediados de marzo una trabajadora de ese edificio ubicado en Retiro, aseguró haberse contagiado tuberculosis durante una declaración indagatoria. Dos días después, se denunció un segundo caso, en el juzgado de Instrucción N° 30.

La afección a veces se confunde con una bronquitis o una gripe mal curada. La provoca el bacilo de Koch al ser liberado al toser, estornudar o reír a través de la saliva. Por eso, los especialistas sostienen que el contacto social y el hacinamiento son los principales factores para su propagación

-Es causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis. Afecta principalmente a los pulmones, pero también a riñones, huesos de la columna vertebral, sistema nervioso central. La infección se transmite entre personas a través del aire. Se produce cuando un enfermo de tuberculosis pulmonar tose, estornuda, escupe y habla.

-Síntomas: tos, fiebre, sudor nocturno, pérdida de peso. A veces los síntomas son persistentes pero tolerables y los enfermos pasan tiempo antes de llamar al médico.

-En los siglos XIX y XX era el paradigma de la enfermedad incurable. En 1944 se inicia la era antibiótica en su tratamiento y unos 10 años más tarde se la pudo controlar en casi todos los casos. Se produjo así un descenso progresivo de la enfermedad, hasta mediados de los años 80, cuando la irrupción del HIV hizo de la tuberculosis un problema creciente. Esta enfermedad todavía no está erradicada en Argentina.

Fuente: Dr. Francisco Abelenda, Hospital Alemán
Imprimir
© Copyright 2010  |  Todos los Derechos Reservados.