Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Martes 18 de Septiembre | Hora: 15:15
Miercoles 11 de Julio de 2018
Imprimir

Caso Belsunce: los cotejos de ADN a los sospechosos dieron negativo

Los investigadores aseguran que aún falta periciar muestras halladas en la escena del crimen.
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Fue un día con novedades por partida doble en la investigación por el crimen de María Marta García Belsunce. Mientras por un lado se realizó la reconstrucción de los últimos minutos con vida de la mujer de 50 años asesinada el 27 de octubre de 2002 en el country El Carmel de Pilar, se conoció que un cotejo de ADN sobre Nicolás Pachelo (41), el principal acusado del crimen, su ex esposa y cinco vigiladores dio negativo.

Los estudios genéticos fueron solicitados el 25 de abril pasado sobre muestras de ADN que no habían podido ser peritadas en 2005 porque “eran escasas”, pero con la tecnología actual se pudo establecer que pertenecían a dos personas de sexo masculino. También se pidió el análisis de un perfil femenino hallado en la antesala del baño donde fue encontrada muerta María Marta.

Parte de esas muestras se cotejaron con las extraídas a Pachelo, su ex pareja Inés Dávalos Cornejo (40), y los empleados de seguridad de El Carmel Ramón Acosta, Víctor Contreras, José Ortiz, Eduardo Vera y Norberto Glennon.

Fuentes del caso indicaron a Clarín que los resultados “preliminares” dieron negativo. No obstante, los fiscales solicitaron una ampliación del cotejo ya que “no fueron analizadas todas las muestras que hay en la Asesoría Pericial La Plata”. Tampoco se sabe si el material analizado pertenece a sangre o saliva.

No es el primer análisis de estas características que tiene la investigación. Cotejos realizados años anteriores dieron negativo.

La hipótesis de los nuevos fiscales del caso, María Inés Domínguez y Andrés Quintana, es que María Marta llegó a su casa alrededor de las 18 y sorprendió dentro a ladrones a los que enfrentó y pudo haber lastimado antes de que la ejecutaran de seis balazos en la cabeza con un revólver calibre .32.

Ahí es donde las sospechas de los investigadores apuntan a Pachelo, detenido desde el 7 de abril pasado por cuatro robos en el Tortugas Country Club el primer feriado de Semana Santa pasado. De acuerdo a esa hipótesis, la “dama de rosa” que apareció “merodeando” la escena del crimen podría ser Dávalos Cornejo y por eso fue incluida en el cotejo.

Por el homicidio fue condenado el viudo de María Marta, Carlos Carrascosa. En 2007 le dieron seis años de prisión por encubrimiento. Dos años después, Casación bonaerense lo sentenció a perpetua como asesino y lo envió a la cárcel de Campana. En diciembre de 2016, un nuevo fallo de Casación lo absolvió y ordenó formar un nuevo equipo de fiscales, quienes avanzaron en la hipótesis de un crimen cometido durante un asalto.

Esas sospechas tienen origen en una denuncia realizada el 5 de diciembre de 2002 por la asociación benéfica "Amigos del Pilar" sobre el robo de un cofre de metal con dinero, tres chequeras y la llave de una caja de seguridad que estaba en la casa de María Marta. Aunque había sido apuntado por la familia de la víctima, Pachelo nunca había estado involucrado en el expediente. Meses después de su imputación, fue detenido y acusado de diez robos a casas en countries.

El horario del crimen también fue un indicio considerado por los fiscales. De acuerdo a las pericias, a María Marta la habrían matado alrededor de las 18.30. Tres testigos la vieron yendo en bicicleta a su casa alrededor de las 18, mientras que a Pachelo lo vieron trotando cerca de la casa de la mujer.

Por eso, los fiscales realizaron este miércoles una reconstrucción de los hechos por primera vez en más de 15 años. La jornada comenzó a las 10 de la mañana y se extendió por más de 7 horas. El viudo Carlos Carrascosa, condenado a perpetua por el crimen y luego absuelto, abrió la casa pero “no estuvo” en la reconstrucción.

“Se hicieron recorridos. Una agente policial hizo de María Marta y anduvo en bicicleta desde la casa de los Bartoli hasta la de los García Belsunce, otros hicieron trayectos en auto desde la guardia y una persona pasó corriendo por atrás de la casa haciendo de Nicolás Pachelo. Se cronometraron y analizaron todas las posibilidades”, contó Gustavo Hechem, abogado de la familia García Belsunce.

Fuentes del caso señalaron que la reconstrucción arrojó que María Marta salió de la casa de su cuñado Guillermo Bartoli a las 18.07 y tardó unos seis minutos hasta la suya. También se recrearon distintos escenarios en el interior de la casa, variando el número de participantes del crimen y el lugar donde podrían haberse dado los disparos. El que faltó fue Nicolás Pachelo, preso en una cárcel bonaerense. “Es descabellado participar de una reconstrucción del hecho en el cual no ha intervenido”, aseguró su abogado, Roberto Ribas.
Imprimir
© Copyright 2010  |  Todos los Derechos Reservados.