Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Jueves 18 de Enero | Hora: 0:31
Sábado 13 de Enero de 2018
Imprimir

Las razones por las que Boudou pudo salir de la cárcel después de 70 días

Los miembros de la Cámara Federal de turno revocaron una segunda prisión preventiva del ex funcionario. Consideraron que libre no obstruye las causas judiciales abiertas en su contra.
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Durante dos meses, Amado Boudou y su amigo José María Núñez Carmona se comunicaron a través de una reja en el Penal de Ezeiza, donde ingresaron el 3 de noviembre. Desde este viernes, los dos se encuentran en libertad. El primero en dejar la cárcel fue el empresario ya que estaba detenido en la causa donde se los acusó de lavado de dinero y asociación ilícita. Para el ex vicepresidente era más complicado: contaba con prisión preventiva en una segunda causa, donde el juez Ariel Lijo lo procesó por peculado al rendir viáticos con facturas apócrifas cuando fue ministro de Economía. Ayer, la sala de feria de la Cámara federal porteña, revocó también la detención en este caso.

Boudou dejó el penal de Ezeiza minutos antes de las 21 y llegó media hora después a la Superintendencia de la Policía Federal en Madariaga y General Paz. Allí lo esperaba su abogado, Eduardo Durañona, donde firmó los papeles de la excarcelación.

Una vez cumplido el papeleo, el ex vice se dirigió a su nuevo domicilio en Barracas junto a su pareja, la mexicana Mónica García de la Fuente, que en pocas semanas será madre de mellizos. El lunes deberá presentarse en los Tribunales de Comodoro Py, donde jurará estar a derecho.

Los camaristas coincidieron, en esta oportunidad, al votar por la excarcelación como también al confirmar el procesamiento no sólo de Boudou, sino también de Guido Forcieri (ex jefe de gabinete de Economía) y Eduardo “Cachi” Romano (ex secretario privado). La disidencia se generó cuando Bruglia propuso colocarle una tobillera electrónica una vez que salga de la cárcel. Farah, entendió que no era necesario y que con una caución juratoria bastaba. Para resolver este punto, se convocó nuevamente, al juez de la Cámara del Crimen, Rodolfo Pociello Argerich quien acompañó la postura de la caución.

En 48 horas los jueces Leopoldo Bruglia y Eduardo Farah, revocaron la prisión preventiva que mantenía a Boudou en prisión. El jueves el voto estuvo dividido, y fue Pociello Argerich -considerado un garantista- quien desempató otorgándole junto a Farah la excarcelación en la causa por enriquecimiento ilícito al ex vicepresidente de Cristina Kirchner.

En el marco de dicho expediente, Amado Boudou fue detenido el 3 de noviembre. Ese mismo día fue indagado por el juez Lijo pero su situación procesal aún no se resolvió. Fue uno de los argumentos de los camaristas para excarcelarlo. Además consideraron que las acusaciones por lavado de dinero y asociación ilícita, no estaban claramente acreditadas en la investigación.

El ex vicepresidente, había quedado cerca de conseguir su libertad. Aún debía conseguir que la Cámara Federal porteña revoque la segunda prisión preventiva que le fue dictada cuando Lijo lo procesó por peculado -malversación de fondos públicos- por la “presentación de declaraciones juradas con datos falsos y comprobantes de pago apócrifos”, en la rendición de viajes cuando era ministro de Economía.

En la investigación se analizaron dos facturas truchas de estadías en el hotel Bel-Ami, en París, Francia, por el monto de 9.395 y 6.943,23 euros. Además, otra factura a nombre de Eduardo Kahanne, por 3.300 euros. Todo en el marco de un viaje que hizo Boudou a la capital francesa por tres días en febrero de 2011.

Al momento de fundamentar la excarcelación los jueces coincidieron en que el delito atribuido en esta segunda causa, no amerita la detención.

El camarista Bruglia, que el jueves se opuso a otorgar la excarcelación en la causa por enriquecimiento ilícito al considerar que aún había medidas en trámite que podrían ser obstaculizadas, sostuvo que la discusión sobre otorgarle la libertad en la investigación por viáticos rendidos con documentación apócrifa, "debe tenerse por zanjada".

“El cuadro de circunstancias que alude a la situación procesal global de Boudou (centrado en la causa por enriquecimiento), se ha visto sustancialmente modificado” ya que el tribunal (con su disidencia) revocó la prisión preventiva.

Además, el mismo camarista remarcó que el hecho de que Boudou haya ocupado cargos de especial jerarquía en el Estado, "no permite inferir que disponga de las conexiones necesarias para eludir u obstaculizar el proceso, lo cual hubiera requerido de algún indicador concreto en orden a verificar esa posibilidad, circunstancia que aquí no se advierte", y planteó que el encarcelamiento "en esta causa no puede mantenerse".

Farah, por su lado, remarcó que Boudou "se encuentra a derecho en todos los expedientes que se le sustancian, habiendo cumplido hasta el presente sus obligaciones procesales, sin que se presentaran a su respecto objeciones de obstrucción de ningún tipo”, incluso en la causa por la compra de la ex calcográfica Ciccone, que se encuentra en instancia de juicio oral.

Sin embargo, el juez Lijo había descubierto una cuenta bancaria oculta en Málaga que manejaría Nuñez Carmona y no había sido declarada, entre otras medidas de prueba pendientes.

Además, el juez encontró insuficiente, el argumento que alude a “las pretendidas relaciones residuales o influencias fundadas en los cargos públicos que ocupó Boudou en el pasado”.

Este planteo constituye la denominada doctrina Irurzun, que se utilizó para detener a Julio De Vido, y muestra una diferencia de criterio entre los camaristas, sobre todo con Farah.

Boudou que será padre en dos semanas, volvió el viernes a la noche a su casa: ya no a Puerto Madero, sino a un departamento en Barracas, junto a su pareja Mónica García de la Fuente.
Imprimir
© Copyright 2010  |  Todos los Derechos Reservados.