Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Miercoles 19 de Diciembre | Hora: 3:10
Jueves 11 de Enero de 2018
Imprimir

Graciela Ocaña ampliará la denuncia contra Hugo Moyano por sus negocios sospechosos

La diputada de Cambiemos pedirá que la Justicia reactive la causa contra el dirigente de Camioneros, a quien investigan por el pago de 200 millones de pesos entre sus empresas y el sindicato.
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). “Todo esto lo denuncié en 2009”. Por su histórica cruzada judicial contra Hugo Moyano, Graciela Ocaña vivió casi como una reivindicación el informe que la Unidad de Información Financiera, tal como publicó ayer Clarín, presentó ante el juez federal Claudio Bonadio en el que se da cuenta de operaciones sospechosas por más de 200 millones de pesos entre empresas vinculadas a los Moyano con el sindicato y la obra social de Camioneros.

Pero la diputada de Cambiemos insistirá en su objetivo de acorralar al dirigente gremial: anunció a Clarín que se presentará ante la Justicia para ampliar su denuncia por defraudación al sindicato y aseguró que detectó “una maniobra de vaciamiento de la obra social”.

Ocaña adelantó que en la presentación, sobre la que ya trabajan sus colaboradores más cercanos, aportará “nuevos elementos que probarían que la obra social pagó costos muy elevados” en prestaciones y medicamentos, “con el presunto objetivo de sacar fondos de Camioneros” a otras empresas.

“Los afiliados terminaron pagando por servicios de primera línea, como las prepagas de mejor reputación, cuando las prestaciones son muy distintas”, deslizó la ex ministra de Salud, que volverá a apuntar al conglomerado de empresas allegadas a la familia Moyano, prestadoras de servicios de Camioneros y de OsChoCa, la obra Social del gremio. “Son varias empresas más a las que les traspasaron de forma indiscriminada, incumpliendo las obligaciones que, al tratarse de fondos públicos, deben cumplir las obras sociales”, agregó la legisladora, envalentonada porque los Moyano también serán investigados en el fuero federal para determinar si usaron el club Independiente para el lavado de activos.

El último informe de la UIF, que dirige Mariano Federici, puntualiza que, entre 2010 y 2011, a Aconra, una constructora cuya principal accionista es Valeria Salerno (hija de Liliana Zulet, cónyuge de Moyano), recibió fondos por $220 millones. De ese universo, el organismo analizó una muestra preliminar, de 26 cheques por un monto de $105 millones, y constató que la totalidad fue librada por Camioneros. Según el informe, la modalidad "se habría mantenido hasta la actualidad, atento que entre febrero y julio de 2017 se habrían registrado acreditaciones por $113 millones, de las cuales el 90% correspondería a Camioneros".

“Se entiende que allegados a Moyano han constituido sociedades destinadas a prestar servicios casi con exclusividad a Camioneros”, concluye. Aunque con montos más bajos -acorde al rubro- una situación similar ocurre con Dixey SA, un taller de ropa, y la prestadora médica IARAI SA; también dirigidas por Valeria Salerno.

Luego de que trascendiera que, según la UIF, tanto Salerno como el otro hijastro de Moyano, Juan Manuel Noriega Zulet, ingresaron al blanqueo de capitales con ocho millones y medio de pesos cada uno; Ocaña se presentará ante la Justicia con las pruebas adicionales que aseguró tener. Pero será recién el l de febrero, una vez que se levante la feria judicial. “Esperó tanto que unos días más no cambian nada”, sonrieron cerca suyo. En efecto, su denuncia original fue en 2009, pero la causa no prosperó. Incluso cuando en 2013, luego de la ruptura política de la gestión K con Moyano, la Procuradoría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC), bajo la órbita de la ex procuradora Alejandra Gils Carbó, reforzó esa denuncia con un informe que advirtió de operaciones sospechosas por $570 millones.
Imprimir
© Copyright 2010  |  Todos los Derechos Reservados.